/ Blog
Debida diligencia en la industria textil

Exige a las compañías comprometerse en materia de sostenibilidad social y medioambiental.

/02
Cada vez se exige una mayor responsabilidad por parte de las compañías, debido a los desafíos que presenta la sostenibilidad, los métodos de producción y sobreproducción.

La industria de la moda genera más de 65 millones de empleos a nivel mundial. Cada vez se exige una mayor responsabilidad por parte de las compañías, debido a los desafíos que presenta la sostenibilidad, los métodos de producción y sobreproducción

¿Qué significa debida diligencia?

Según la Comisión Europea, la debida diligencia son: “Procesos mediante los cuales las empresas identifican, previenen, mitigan y explican cómo abordan sus efectos adversos reales y potenciales. La debida diligencia en la cadena de suministro es un proceso continuo, proactivo y reactivo mediante el cual las empresas supervisan y administran sus compras y ventas.” 

¿Qué supone la debida diligencia? 

La guía de Debida Diligencia de la OCDE para el sector textil y de calzado establece que las empresas de moda deben: 

  • Detectar posibles daños tanto en sus actividades como en las de su cadena de suministro.  
  • Frenar, evitar o mitigar los daños tanto en sus actividades como en las de su cadena de suministro.
  • Comprobar y verificar los avances y la eficacia de la diligencia debida tanto en sus actividades como en las de su cadena de suministro.
  • Comunicar públicamente y a las partes interesadas los sistemas de debida diligencia de la empresa.

Importancia de la debida diligencia

La falta de debida diligencia puede tener un coste humano. Supone pasar por alto las condiciones de los trabajadores que producen las prendas y la huella que conllevan estos procesos de producción. La opacidad del sector ha causado diferentes tragedias que podrían haberse evitado. La más conocida ocurrió en 2013 en Bangladesh. 1.134 muertos por el derrumbe del edificio Rana Plaza, que no había pasado las inspecciones de seguridad necesarias y albergaba cinco talleres para marcas europeas y estadounidenses. Desde que salió a la luz este accidente, las condiciones de los trabajadores en fábricas textiles de Bangladesh han mejorado. El accidente impulsó la creación del Acuerdo de Bangladesh (en seguridad de edificios y casos de incendio), primer acuerdo de carácter legal que obliga a las marcas de la industria textil a ayudar a sus proveedores a eliminar riesgos estructurales y de incendios. 

 

En definitiva, sin debida diligencia no hay responsabilidad. Es esencial saber cómo trabaja una empresa y los objetivos que se ha fijado para poder exigir que mejore sus prácticas. La debida diligencia exige a las compañías comprometerse en materia de sostenibilidad social y medioambiental. Además, saca a la luz abusos ambientales y humanos, poniéndolos en el punto de mira e incentivando a la exigencia de cambios. 

 

En abril de 2020, la Comisión Europea anunció la introducción de una nueva medida legislativa en que se basará en la debida diligencia obligatoria para las empresas. Se espera que ésta incluya requisitos para que las empresas muestren, documenten y comuniquen sus políticas y procesos de compra y salvaguarden los derechos humanos universales. Esto repercutirá positivamente en la calidad del empleo, salarios y condiciones laborales de los trabajadores, acabando así con el trabajo infantil en la cadena de valor y aumentando el respeto por los derechos humanos.

 

Gracias por tu interés en este post. En Dcycle creemos firmemente en que la debida diligencia es fundamental para que las empresas textiles puedan actuar de forma sostenible sin generar un impacto negativo social y ambiental. Por eso, trazamos su cadena de valor para  que puedan conocer más sobre sus procesos de producción y sean capaces de tomar decisiones basadas en datos científicos.