/ Blog
Conoce a Lauren, experta sobre moda sostenible en Dcycle

La sostenibilidad no debe ser un proceso aparte, debe estar implantada en todas las acciones de una empresa.

/02
Me apasiona la idea de ser el vínculo por el cual las empresas van a conseguir la transición hacia la sostenibilidad.

¿Nos puedes contar un poco sobre tu trayectoria personal y profesional?

 

Nací en Estocolmo, pero me mudé a Madrid a los dos años y crecí aquí. Cuando acabé el colegio me mudé a Londres, donde me gradué de BA (Hons) Fashion Buying & Merchandising en London College of Fashion. 

De ahí volví a Madrid y estudié un Máster en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa a distancia. A la vez realicé distintos proyectos con marcas de moda en Londres y Estocolmo.

Al terminar mi Máster empecé un doctorado en el Centre for Sustainable Fashion (CFS), donde sigo haciendo actualmente una tésis doctoral, centrada en las diferencias generacionales y culturales con respecto a la reutilización de la ropa.  En ella introduzco la segunda mano como estrategia de transición hacia la reducción de impacto medioambiental a corto plazo. Entrar en este Centro de Investigación, para mí, ha sido una oportunidad enorme y un punto de inflexión en mi carrera profesional. Creo firmemente en que el motor del cambio somos las personas. A mí, personalmente, mi educación me ha permitido ser parte de ello. 

Aún así, sigo muy involucrada en el mundo académico. Doy charlas en la universidad y ahora mismo estoy organizando una conferencia centrada en la temática de residuos textiles, entre otras cosas. De alguna forma, me siento responsable de inspirar a personas a educarse en este tema, sobre todo a estudiantes de moda.

 

¿Qué ha formado tu sensibilidad por la moda y la sostenibilidad? 

 

La moda siempre me ha encantado. Por eso, tomar la decisión de dedicarme a este sector no fue nada difícil, para mí estaba claro desde el principio.

En cuanto a la sostenibilidad, siempre he sido una persona concienciada. En mi familia la sostenibilidad (medioambiental y social) siempre ha estado presente, pero nunca me había planteado dedicarme a ello. 

Cuando estudiaba mi grado la sostenibilidad era todavía una tendencia. Pero, durante mis años de carrera, vi cómo este fenómeno se iba haciendo cada vez más grande y pisaba más fuerte. Al acabar la carrera la sostenibilidad se había convertido en algo esencial para todas las empresas del sector textil. 

Cuando empecé se hablaba de algodón orgánico, de comercio justo, de reciclaje textil, etc. Hoy en día, la innovación nos ha llevado a soluciones sostenibles increíblemente disruptivas. Creo que esta evolución constante de la sostenibilidad la hace todavía más interesante.

Al acabar la carrera me planteé: «¿Por qué, si se puede hacer algo mejor, no hacerlo?». No le veía sentido a seguir un recorrido profesional en el sector de la moda como si nada, cuando realmente sabía el gran impacto que tenía el sector. Y por ello, decidí dedicarme a la moda sostenible. 

 

¿Qué modelos de la industria de la moda crees que hay que cambiar? ¿De qué manera?

 

Pienso que está bastante claro que el modelo que no funciona es el de la moda rápida y lineal. “Comprar, usar y tirar” de forma constante, produciendo y tirando textiles. 

Por ello, creo que no se trata de implantar un modelo en concreto, se debe actuar sobre toda la cadena de valor. Desde la fase de diseño, hasta la fase de final de uso. La sostenibilidad no debe ser un proceso aparte, debe estar implantada en todas las acciones de una empresa. Ese es el modelo que debemos implantar, sostenibilidad a lo largo de la cadena de valor. De nada vale la producción local si utilizas poliéster como material, y de nada la utilización de algodón orgánico si no se siguen estándares de comercio justo. 

Aún así, yo soy bastante optimista. Entiendo que esto no va a cambiar de un día para otro. No critico a aquellas marcas que no lo están haciendo, sino que celebro a aquellas que lo hacen bien. Creo que la resiliencia es muy importante en el sector textil. Necesitamos encontrar nuevas formas.

Además, algo que considero muy importante es que las empresas se ocupen de su producto más allá de la venta. La cadena de valor no debe acabar cuando el cliente sale de la tienda. Un porcentaje muy alto del impacto de las prendas se encuentra a partir de este momento. ¿Cuánto usa y lava la prenda el cliente? ¿Qué hace con ella una vez no la quiere? Creo que este es un reto importante que las marcas tienen que empezar a plantearse: ocuparse de sus productos hasta el final. Y aquí, entra en juego la circularidad.

 

¿Por qué elegir un sitio de trabajo que apueste por la sostenibilidad?

 

Ser parte del cambio. Me apasiona la idea de ser el vínculo por el cual las empresas van a conseguir la transición hacia la sostenibilidad. Saber que a través de tu trabajo estás ayudando a reducir el impacto, es un proyecto muy bonito. 

Realmente no me habría planteado trabajar en una empresa que no apueste por la sostenibilidad, o que no tenga en su visión implementarla. Además, creo que en mi caso ha sido muy importante elegir un lugar en el que realmente se crea en esta necesidad de actuar, no solo se actúe porque nos lo están diciendo. Estar rodeada de gente concienciada es importante para mí. 

 

¿Debería el talento apostar por la sostenibilidad?

 

Por supuesto. Estamos bajo un proceso de transición hacia un mundo más sostenible. Las empresas necesitan profesionales en este tema, que las puedan guiar en este proceso, y por ello, el talento tiene que formarse. Creo que no va a quedar otra opción. Además, la ley va a obligar a las empresas a seguir este camino. Como empresa va a haber que encontrar gente formada o hacer uso de herramientas que nos ayuden en esta transición.

 

¿Qué cosas te inspiran? 

 

Viajar. Creo que conocer países, culturas y entender otras formas de ver la vida es algo que me ha inspirado mucho en mi vida. Mis experiencias han cambiado mucho mi visión y he llegado a aprender cosas que nunca antes me había planteado. Creo que viajar te hace entender la realidad y te abre la mente.

Música. Me encanta la música, y me inspira mucho. Me gusta que cada espacio, o situación, me pida un tipo de música, e incluso que la música me haga a veces viajar en el tiempo y recordar momentos específicos asociados a la canción. Mis grupos favoritos son Tame Impala y Fil bo riva, ¡aunque escucho música de todo tipo!

Junto con Lauren, el equipo de Dcycle continúa creciendo. Aquí puedes conocer también a Vanesa, nuestra diseñadora de producto.