/ Blog
¿Qué es la Huella de Carbono?

La huella de carbono mide la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que produce el ser humano directa o indirectamente.

/02
Conocer la huella de carbono permite medir el nivel de sostenibilidad ambiental, haciendo un análisis del impacto.

La huella de carbono mide la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que produce el ser humano directa o indirectamente, ya sea de manera individual, en sus actividades diarias o a nivel empresarial. Estos gases que se acumulan en la atmósfera son lo que producen el efecto invernadero y, por ende, los causantes del cambio climático. En otras palabras, la huella de carbono es el impacto de las actividades humanas en el medio ambiente durante un periodo de tiempo concreto (normalmente un año) y se expresa en toneladas de CO2 emitidas. Conocer y analizar la huella de carbono es esencial para luchar contra el cambio climático.

El aumento de los gases de efecto invernadero está directamente relacionado con el cambio climático, provocando el aumento del nivel del mar y de la temperatura global, favoreciendo los efectos meteorológicos extremos, contribuyendo a la extinción de especies y a la propagación de enfermedades. Según datos del Banco Mundial, las emisiones de dióxido de carbono aumentaron un 60% entre 1990 y 2013, haciendo que la temperatura global aumentara en 0,8ºC respecto a la época preindustrial. Además, en 2019, las emisiones mundiales de GEI alcanzaron un máximo histórico y se calcula que si seguimos así, durante este siglo alcanzaremos un aumento de la temperatura global de 3ºC.

Conocer la huella de carbono permite medir el nivel de sostenibilidad ambiental, haciendo un análisis del impacto que un individuo, empresa o producto tiene sobre el medio ambiente.

  • La huella de carbono individual calcula los gases de efecto invernadero generados por una persona en función de sus acciones diarias; medios de transporte, servicios energéticos o hábitos de consumo.
  • La huella de carbono de una empresa u organización mide los gases de efecto invernadero generados directa o indirectamente por el desarrollo de todas sus actividades.
  • La huella de carbono de un producto tiene en cuenta los gases de efecto invernadero generados durante todo su ciclo de vida, desde la extracción de las materias primas, pasando por la producción y distribución, hasta las fases de uso, reutilización o reciclaje y fin de vida.

Calcular la huella de carbono es esencial para conocer cómo impactan nuestras actividades al medio ambiente y así limitar las consecuencias del cambio climático. Además, medir la huella de carbono permite plantear diferentes medidas correctoras para su reducción y compensación. En Dcycle hacemos que la sostenibilidad sea fácil, atractiva y rentable. En otro post puedes descubrir más sobre nuestro propósito