/ Blog
Cinco retos y oportunidades de la industria de la moda.  

Estas cinco prioridades establecen un camino para que la industria de la moda pueda convertirse en un sistema circular a través de la comunicación y cooperación entre todas las partes interesadas. 

/02
La Agenda CEO de la Moda 2021 refleja las prioridades de la industria y señala sus problemas más urgentes en relación a su  impacto social y medioambiental.

El pasado 19 de mayo, en Dcycle quisimos formar parte del evento Agenda CEO de la Moda organizado por Global Fashion Agenda. La organización busca guiar a la industria de la moda para que adopte medidas urgentes y eficaces que permitan alcanzar los objetivos 2030 de la ONU. 

La Agenda CEO de la Moda 2021 refleja las prioridades de la industria y señala sus problemas más urgentes en relación a su  impacto social y medioambiental. En el evento se reconocieron cinco tipos de prioridades. Cada una de ellas, dotada de  un panel en el que líderes de la industria, expertos, y responsables políticos expusieron objetivos para encaminar la industria hacia la sostenibilidad. 

Prioridad 1: Entornos de trabajo seguros y respetuosos (ODS 5, 8 y 12)

La industria de la moda emplea a 65 millones de personas en toda su cadena de valor. Muchos empleados están expuestos a riesgos laborales, tanto por sus condiciones de trabajo peligrosas, como por la existencia de ambientes discriminatorios. Pero, ¿cómo es posible que estemos hablando de una industria 4.0 y todavía no hayamos conseguido asegurar un entorno de trabajo seguro? La crisis de la COVID-19 ha sacado a la luz, una vez más, la importancia de crear planes de protección para los trabajadores. 

Objetivos a destacar: 

●  Debida diligencia: se prevé que la próxima legislación de la UE sobre debida diligencia incluirá requisitos para que las empresas documenten y comuniquen sus prácticas de compra y garanticen los derechos humanos universales. 

●  Involucrar a directivos: incluir estos principios como parte de  de la estrategia de negocio de las empresas. 

●  Transparencia: dotar a los consumidores de acceso a los datos que apoyan las declaraciones y principios de las compañías. 

●  Colaboración internacional: alinear iniciativas existentes, involucrando a todas las partes interesadas y exigiendo ayuda a la UE para aplicar estas normas.

Prioridad 2: Mejora de los sistemas salariales (ODS 1, 8, 10, 12) 

Muchos trabajadores de la confección forman parte de la economía sumergida y se enfrentan a una falta de protección laboral. El Fast Fashion ha hecho que aumente la competencia basada en precios bajos, lo que contribuye a establecer salarios aún menores. Además, el poco poder de negociación de los proveedores hace que no tengan más opción que aceptar las condiciones que se les ofrecen. 

Objetivos a destacar: 

●  Debida diligencia: crear estrategias para que los proveedores cumplan las leyes locales y acuerdos internacionales. Además, se debería dar voz a los trabajadores mediante sindicatos laborales. 

●  Mejora de los procesos de compra: explorar mejoras en el área de compras, formación e innovación tecnológica; que contribuyan a la mejora de los sistemas salariales. 

●  Papel del gobierno: desarrollar marcos políticos que den ejemplo de mejores prácticas de contratación. Como parte del Plan de Acción Europeo de Economía Circular se han anunciado los próximos criterios y objetivos obligatorios de contratación pública. 

Prioridad 3: Sistemas circulares (ODS 12) 

Actualmente, el 73% de la ropa mundial termina en vertederos. Aunque las empresas están explorando los modelos de negocio circular, los avances son lentos y se necesita una mejora en la recogida, reciclaje y calidad de los textiles. 

Objetivos a destacar: 

●  Alargar el ciclo de vida: diseñar los productos para que tengan una vida útil más larga y puedan ser reciclados. Reducir el uso de materiales vírgenes y mejorar las infraestructuras de recogida, clasificación y reciclaje textil, así como incluir el movimiento transfronterizo de residuos a escala mundial. 

●  Utilizar materiales seguros: evitar que las sustancias dañinas lleguen al medio ambiente, incentivar el uso de materias primas secundarias y apoyar modelos de negocio de Product As A Service. Nuestros amigos de Ecodicta son un gran ejemplo en este punto. 

●  Definición común: establecer una definición precisa de los tipos de materiales, e innovaciones, que se pueden introducir al mercado y comunicarlo a los ciudadanos.

Prioridad 4: Uso eficiente de los recursos (ODS 6, 7, 12)

Al observar la cadena de valor de la moda, las actividades con mayor impacto ambiental se encuentran en la fase de transformación de los tejidos, como el hilado, el tejido o el teñido. 

Objetivos a destacar: 

●  Incentivos y penalizaciones: tanto financieros como no financieros, positivos y negativos. Premiar las mejores prácticas y penalizar aquellas más dañinas. 

●  Apoyo a la innovación: fomentar el uso y creación de nuevas tecnologías para trazar la cadena de valor y promover su eficiencia.

●  Intercambio a nivel internacional: garantizar un intercambio de información para establecer guías de mejores prácticas y poder alcanzar beneficios de escala. 

Prioridad 5: Mejorar la selección de materiales (ODS 12, 14, 15) 

Existe un auge en el uso de materiales “sostenibles”. Sin embargo, muchas veces se analizan únicamente de forma individual, sin tener en cuenta la visión holística de las prendas y cómo se degradan de distintas maneras en el medio. 

Objetivos a destacar: 

●  Medir productos:  obtener la información adecuada para medir la sostenibilidad de los productos. Crear una base de datos común para que todo el mundo tenga acceso a información real.

●  Fomentar el uso de materiales sostenibles: crear incentivos para producir y comprar materiales sostenibles, hacerlos accesibles y escalables. 

●  Calcular la huella de los productos: establecer una metodología común para medir la huella de los productos de manera uniforme. En Dcycle, calculamos la huella de carbono de las empresas. Descubre cómo lo hacemos aquí

●  Mercado de materias secundarias: fomentar la recirculación de las materias primas secundarias mediante procesos de menor consumo energético. 

Gracias por leer hasta aquí. Estas cinco prioridades establecen un camino para que la industria de la moda pueda convertirse en un sistema circular a través de la comunicación y cooperación entre todas las partes interesadas.