/ Blog
Transparencia en la industria textil

Hacer accesible información oportuna y precisa a todas las partes interesadas.

/02
Permite evaluar el nivel de compromiso medioambiental y social de las empresas, así como identificar potenciales riesgos dentro de la cadena de valor y establecer ejemplos de mejores prácticas.

De acuerdo con la OCDE, la transparencia implica que las empresas deben hacer accesible información oportuna y precisa.  La fundación Ellen McArthur añade que además, las empresas deben facilitar una comprensión común a todas las partes interesadas de la cadena de suministro. 

 

La transparencia empresarial permite evaluar el nivel de compromiso medioambiental y social de las empresas, así como identificar potenciales riesgos dentro de la cadena de valor y establecer ejemplos de mejores prácticas. También enriquece la relación con los consumidores ya que les permite tomar decisiones informadas sobre los productos que compran.  De este modo, la información facilitada debe ser accesible, comparable y clara.  

 

En la edición 2020 del “Fashion Transparency Index”, Fashion Revolution hace un análisis del grado de transparencia de las 250 mayores marcas de moda, seleccionadas en base a su cifra de negocio

anual. El Index incluye diferentes segmentos dentro de la industria de la moda, desde marcas de lujo hasta ropa deportiva, denim, calzado o accesorios y analiza lo que muestran sobre sus prácticas e impacto en cuestiones de derechos humanos y medio ambiente. 

 

Resultados del Fashion Transparency Index 2020   

  • La mayoría de empresas tienen entre un 11% y un 25% de transparencia, lo que significa que no publican información sobre proveedores, salarios dignos, circularidad, gestión de residuos, consumo de agua o sobreproducción. 
  • Tan solo una marca sobrepasa el 70% de transparencia, compartiendo información de proveedores de materias primas o sus procesos de auditoría interna y procesos de mejora. 
  • Ninguna marca supera el 80% de transparencia. En el caso de hacerlo, estas marcas revelarían sus emisiones de carbono, el uso de energías renovables y la huella hídrica de sus propias operaciones hasta el nivel de materias primas.

Un camino aún por recorrer 

El Fashion Transparency Index revela lo que ya es un secreto a voces, aún queda mucho por hacer.

Aún falta mucha información por desvelar sobre los impactos sociales y  medioambientales de las marcas de moda. En materia de impacto ambiental,  existe una carencia de información pública y accesible sobre la huella de carbono, consumo de agua, contaminación o residuos creados por las marcas en su cadena de valor, así como información sobre sus prácticas para conservar y regenerar recursos naturales. 

 

Las empresas no son las únicas que pueden ser agentes de cambio en este camino. Poco a poco los gobiernos se están involucrando en crear políticas que obliguen a las empresas a aplicar normativas más exigentes. Esto facilitará que la información se publique de manera accesible, honesta y completa. Por otro lado, los consumidores juegan un papel fundamental gracias a su capacidad de incentivar y exigir que, tanto minoristas como grandes marcas, hagan un esfuerzo por conocer y revelar información de sus cadenas de valor. 

 

Por tanto la transparencia no es una meta en sí misma, es una herramienta de cambio. La meta es el desarrollo sostenible, a través de un modelo circular que combata la pobreza al mismo tiempo que haga una distribución justa de los recursos limitados globales.

 

En Dcycle ayudamos a las empresas en su camino de transparencia, analizando el ciclo de vida de sus productos y su huella de carbono. Descubre más sobre cómo trabajamos aquí.